martes, 7 de febrero de 2017

Hidrógeno metálico, ¿un punto y a parte para la física?

Dos científicos de Harvard (Isaac Silver y Ranga Dias) afirman haber creado el "Santo Grial" de la física, hidrógeno metálico, un material hasta ahora solamente teorizado. De ser cierto este revolucionario descubrimiento, pasaría a ser el material más caro del mundo debido a sus increíbles propiedades.
Ranga Dias junto a la placa con la presión obtenida, 495 GPa


El hidrógeno metálico se consigue sometiendo a moléculas de este gas a presiones inmensas (se cree que se podría encontrar en lugares como las profundidades de Júpiter), haciendo así que el hidrógeno molecular (H₂) se disocie y obtengamos hidrógeno atómico, que es un metal.

Como tal, el hidrógeno metálico es un conductor, por lo que se podría emplear para circuitería. Además, actúa también como superconductor a temperatura ambiente, aspecto sumamente importante, puesto que los únicos superconductores de los que se dispone hasta la fecha funcionan a temperaturas extremadamente bajas e incluso cercanas al cero absoluto. Pero una de las características más importantes de este fabuloso material es su increíble eficiencia como combustible.

En el presente, un 15% de energía se pierde por disipación durante la transmisión, pero si se hiciesen cables con este material, terminaríamos con este problema. El hidrógeno metálico ayudaría también a cambiar el sistema de transporte, puesto que haría posible la levitación magnética de trenes de alta velocidad, debido a su condición de superconductor. Por no mencionar el grandísimo avance en la exploración espacial que supondría usarlo como combustible para los cohetes, que con pequeñas cantidades de este, podrían realizar extensos viajes, reduciendo costes, ya que el hidrógeno metálico es un combustible altamente eficiente.

El problema llega cuando nos damos cuenta de que este experimento fue teorizado hace casi cien años, pero nunca hasta ahora se había podido realizar debido a la gran complejidad que ello conlleva. Por eso mismo, esta revelación ha sido recibida con mucho escepticismo por parte de físicos, por lo que el experimento se tendrá que realizar de nuevo para confirmar la supuesta creación de este "Santo Grial". Hasta entonces, podremos seguir viviendo en el sueño de que el descubrimiento sea cierto, lo que sin duda supondrá un tremendo salto en la historia de la humanidad.

Fuentes:
- Harvard Magazine
- NCYT Amazings